1.10.11

El árbol de la vida


Siempre suelo ser muy tolerante con cualquier película, a la gran mayoría, por muy malas que sean les suelo sacar algo de bueno; ya puede ser el guión, el montaje, los actores, la música, etc… Pero con El árbol de la vida se me hace imposible.
No sé hasta qué punto este film se puede llamar película, quizás por la duración (2 horas y 18 minutos) que para mi gusto se me hicieron eternos y que mucha gente no pudo soportar y acabo abandonando la sala, por cierto, primera vez en la vida que veo que la gente abandone una sala de cine por no aguantar la susodicha película.
Este “film” comienza con la muerte de alguien en Vietnam, tenemos que suponer que es la muerte de un hijo. Y a partir de ahí destellos de imágenes incoherentes tales como olas en el mar, volcanes, imágenes del universo y un largo etcétera  acompañados de plegarias hacia Dios invaden la sala. Las imágenes son indescriptibles, espectaculares, todo hay que decirlo, pero no encajan para nada en una película o por lo menos en esta, más bien se podía haber hecho un documental increíble con ellas tipo Baraka.
Hay que recalcar que debido a la gran sucesión de imágenes es una película que apenas tiene diálogo por lo que no sabes por dónde pillar el guión, no sabes cuál es la historia que se intenta trasmitir, por lo que es muy difícil mantener la atención del espectador y muchos acaban durmiéndose en la sala ayudados de la relajante banda sonora, en mayor parte una pieza de Couperin llamada “Las barricadas misteriosas”.
En definitiva, este es un film para los amantes de la poesía, de la alegoría  y para aquellos filósofos que se preguntan el por qué de la vida y tienen la mente muy abierta para poder captar cualquier metáfora.

2 Comentarios:

Anonymous Jaime ha comentado...

He leído muchas críticas de esta película, buenas y malas. Y por lo que leo, hay mucha más gente a la que no le ha gustado, que gente que haya disfrutado realmente con esta inspiración de Malick. Y es que hablar de ésta película, es hablar sin duda de Terrence Malick, su director.
Este tipo casi tan desconocido físicamente, como tan polémico por sus obras, creo que es el único capaz de crear o grabar imágenes tan impresionantes como para hacer que la gente se vaya del cine...

No, hablando en serio, la mayor parte de la gente acude al cine para evadirse de su vida cotidiana, y 'disfrutar' viendo comedias chorras, dramas pastelosos, o vampiros enamorados, y en cuanto ven algo fuera de lo normal, se asustan. Comparto totalmente la opinión general sobre esta película: no es convencional.
Creo que todos nos hemos dado cuenta de que esta forma de contar una historia, si es que realmente quiere contarla, no es la típica. Ni los planos, ni los silencios, ni los movimientos de cámara son los de siempre. Es una película que hace pensar, o que intenta provocar una sensación diferente en el espectador. No sé si a Malick le importa lo que piensen los demás de sus obras, si a la gente le gusta o no. Él quiere hacerlo, y lo hace. Pero si por otro lado, intentamos buscarle un sentido a esta película, un sentido sencillo, cocinado y que nos lo den hecho desde el principio, como en casi la mayoría de las películas comerciales, en las que pensar no es lo primero, pues creo que no va a ser fácil encontrarlo. Es más, no sé si habrá un sentido, aunque saque temas como la figura de un Dios, cobrando importancia junto con la figura del padre, la actitud humana, la creación, el origen, la vida, etc.

Lo que está claro es que a Malick le apasiona lo diferente. Si tuviera que dar mi opinión respecto a la película, mentiría si dijera que he aguantado fácilmente las dos horas. Pero por otro lado, un tío que ha creado o captado tales imágenes, y que posteriormente se ha atrevido y arriesgado a promocionar tanto, creando así expectativas muy altas (algo por lo que la gente ha terminado decepcionada), merece mi admiración, más allá de la película.

No obstante, está claro que desde el punto de vista de la realización audiovisual, habría mucho de qué hablar. Formas visuales, planos de todo tipo, travellings de aquí para allá... Esto está muy bonito, y queda muy bien, pero los resultados son los ya vistos. La gente se pierde. Y desde el punto de vista del guión, de la historia, la gente busca algo tan a la altura como las imágenes que ve. Y eso, parece que no lo encuentra en 'El árbol de la vida'. Quizá sea eso lo que haga no triunfar a esta película. "Es rara".

Ya para acabar, (perdona Vanesa por tal retahíla) en uno de sus otros films, 'La delgada línea roja' (1998), en la que por cierto también aparece Sean Penn (un admirador de este director), podemos observar una secuencia en la que también notamos que a Terrence Macilk le van estos temas del mundo y sus cosas...

http://www.youtube.com/watch?v=OL3omnLzROk

Lo dicho, es un director diferente.

00:36  
Blogger Valen ha comentado...

Coincido en que no es cine evasivo y que el que quiera verla, tiene que hacerlo sabiendo a lo que va, pero no por eso vamos a descartarla como película, pero es lo que dice Jaime, estamos acostumbrados a un cine fácil, directo y que nos haga olvidar lo que hay fuera de la sala.

Terrence Malick, es alguien que no vive de hacer películas, y por eso se puede permitir el tipo de cine que crea, pero no veo nada de malo, todos sabemos que el cine es arte y es industria, pero si te lo puedes permitir, ¿por qué no utilizarlo sólo como arte?

Luego, no creo que la película sea incoherente para nada, es muy obvio que nos cuenta el principio de la vida como él lo ve: espectacular y asombroso, y después, no es más que la vida de un niño desde que nace hasta la edad en la que se centra la película, ¿por qué hasta esa edad? Porque es cuando la pureza empieza a desvanecerse, que es lo que muestra Malick, los niños como símbolo de pureza hasta que comienzan a hacerse adultos, pero el humano es el único animal que no conserva esa pureza (igual estoy equivocada, pero creo que eso es lo que quiere transmitir la escena de los dinosaurios).

Por otro lado, está el tema de Dios que a mi modo de ver, cuestiona por qué creer en un Dios si ya el Universo es algo grandioso y divino que aún no sabemos explicar.

Podría decir mil cosas de esta película, pero como breve conclusión, creo que es una oda a la vida, una intención de hacernos ver "la gloria" (como se dice en la película) que nos rodea, a su vez una crítica de lo poco que lo valoramos, hasta el punto de destrozarlo.

¿Metafórica? Sí, pero con un poco de atención creo que cualquier espectador puede entender lo que dice, aunque sea en líneas generales, pero comprendo que si en los primeros 15 minutos de película "no pasa nada", automáticamente se desconecte o se pase toda la película esperando algo en vez de centrarse en lo que nos quiere decir.

16:45  

Publicar un comentario

<< Inicio